5 razones para pasarte a la manicura semipermanente.

Si estás pensando en pasarte a la manicura semipermanente, pero tienes algunas dudas sobre si merece la pena o no, aquí tienes 5 buenas razones para pensártelo.

¿Qué es la manicura semipermanente?

Seguro que estás acostumbrada a cómo funcionan los esmaltes al uso. Es una laca o barniz con color que se aplica sobre la uña y se deja secar al aire.

Sin embargo, los esmaltes semipermanentes son algo diferentes. En palabras simples, se componen de una mezcla de color (esmalte) y un gel especial que seca y endurece gracias a una lámpara UV.

Ventajas de la manicura semipermanente.

Aunque este tipo de manicura, sobre todo si la hace una misma en casa, requiere de algo más de tiempo y trabajo, sus ventajas compasan en mucho este esfuerzo.

También puedes acudir a un salón especializado en el que realizarán el trabajo de forma más profesional y, probablemente, en menos tiempo.

Lo mejor de optar por la manicura semipermanente, sin duda es:

Duran mucho más tiempo.

A diferencia de la manicura convencional, en la que a penas duran bonitas un par de días antes de empezar a descascarillarse, con la manicura semipermanente puedes tener tu manicura impoluta por dos o tres semanas.

Hay quien la mantiene incluso más tiempo, aunque pasados 15 días la uña habrá crecido y se hace muy evidente, ya que la raíz de la misma queda al aire y sin color. En este momento, mucha gente prefiere retirarla en ese momento y hacer una nueva. Por supuesto, va en gustos.

Por lo tanto es perfecta, por ejemplo, para irte de vacaciones, de luna de miel o acudir a algún evento especial.

Si vas a estar fuera de casa unos cuantos días lo agradecerás. No hará falta llevar productos para retirar y volver a hacer una nueva manicura o renunciar a llevar las uñas arregladas.

Variedad.

La industria de la manicura semipermanente ha avanzado muchísimo y ahora podemos elegir entre múltiples tonos y acabados e incluso decoraciones que no pasarán desapercibidas.

Además, esta ultima parte, es mucho mas sencilla de realizar con este tipo de esmalte que con los convencionales, lo que te permitirá obtener acabados tan variados, diversos y divertidos, que seguro que te no aburrirás.

Secado rápido.

Seguro que si eres una mujer ocupada, este será un punto a tener en cuenta para decantarte por probar la manicura semipermanente.

Si acudes a un salón especializado, puede llevarte algo más de media hora el proceso (invertirás algo más de tiempo si la realizas tu misma en casa). Pero, una vez aplicada la última capa, el top coat, podrás hacer lo que quieras sin miedo a estropearlas.

¿Cuántas manicuras has arruinado por no esperar el tiempo de secado necesario?. En mi caso, miles (sí, es algo exagerado, pero podría decir que todas sin miedo a equivocarme). Incluso, esperando un tiempo prudencial o aplicando productos para acelerar el secado, solo con ir al baño o meter la mano en un cajón, ya se habrán estropeado. Eso no te ocurrirá con la manicura semipermanente.

Brillo duradero.

El último paso de la manicura semipermanente, como decía en el apartado anterior, es el top coat. La capa final que aporta brillo y protege la manicura.

También existen top coat de acabado mate, con lo que una vez aplicados sobre la uña (y secados con lámpara) aportarán el acabado contrario al convencional.

Sea cual sea el acabado que elijas, tus uñas permanecerán así desde el primer al ultimo día. Es algo difícil de creer, pero cierto.

Endurece las uñas.

Bueno, aquí hay que tener en cuenta la frecuencia con la que realizamos la manicura semipermanente. Como en todo, el abuso puede terminar produciendo el efecto contrario.

Por ello, se recomienda dejar reposar las uñas de vez en cuando entre una manicura y otra. Aplicar productos específicos, hidratarlas y nutrirlas. De esta forma la uña se oxigena y se recupera, evitando que se debilite por no respirar correctamente.

Pero es cierto que, teniendo esto en cuenta, las uñas no se quiebran tanto e incluso parece que crecen más. Aunque esto en realidad es, precisamente, por no romperse con tanta facilidad.

Es una buena opción también para aquellas personas que se muerden las uñas, ya que al llevarlas arregladas y en buen estado en todo momento, hace menos atractiva la idea de estropearlas mordiéndolas.

¿Dónde comprar esmaltes semipermanentes?

Hoy por hoy es bastante fácil encontrar empresas íntegramente dedicadas a este tipo de esmaltes.

Aunque, si solo quieres probar y no deseas invertir una gran suma de dinero, mi recomendación es acudir a gigantes Amazon o Aliexpress, donde la variedad es muy amplia y los precios bastante económicos.

De hecho, si nunca has comprado en Aliexpress tendrás una suculenta promoción de bienvenida pinchando el enlace de más abajo:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other

A %d blogueros les gusta esto: