8 de marzo Día Internacional de la Mujer.

8 de marzo día internacional de la mujer

8 de marzo Día Internacional de la Mujer.

El Día Internacional de la Mujer, también llamado Día Internacional de la Mujer Trabajadora, conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. En 1975 la ONU decide instaurarlo el día 8 de marzo. Actualmente reivindica el papel de la mujer en la sociedad. Es fiesta nacional en algunos países.

Origen.

Contrariamente a lo que se cree, el origen del Día Internacional de la Mujer, no nace de un acontecimiento aislado, sino que se encuadra en un contexto ideológico e histórico mucho más amplio.

Los primeros datos que se conocen son de marzo de 1857, en plena Revolución Industrial, con la marcha de costureras de la compañía textil de Lower East Side (Nueva York) por las condiciones laborales precarias.

El 3 de mayo de 1908 comienzan las primeras manifestaciones en Chicago por los derechos de la mujer. Al año siguiente el 28 de febrero se celebra por primera vez en Nueva York el Día internacional de la mujer. El 8 de marzo de 1910 Clara Zetkin en Copenhague (Dinamarca) lo declara como Día Internacional de la Mujer.

En 1911, el 19 de marzo, mujeres de Alemania, Dinamarca y Suiza exigen el derecho al voto y a ocupar cargos públicos. Es en ese mismo año, menos de una semana después, el 25 de marzo que 140 mujeres inmigrantes en su mayoría, fallecen en el incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de NYC. A partir de esta fecha los movimientos y huelgas en pro de los derechos de la mujer se empiezan a hacer notar más en EEUU y se reforma la legislación laboral.

Muchas han sido las mujeres icónicas de todos los tiempos que han luchado por la igualdad de las mujeres. Juana de Arco, Marie Curie, Frida Kahlo, la Madre Teresa de Calcuta, Eva Perón o la mismísima princesa Diana de Gales.

Derechos de la Mujer Trabajadora a lo largo de la historia.

El papel de la mujer ha cambiado mucho a lo largo de la historia. A nuestras abuelas y a sus madres había cosas que no les estaban permitidas por el simple hecho de ser mujeres.

    • De 1910 a 1940, la mujer tenía derecho a trabajar. Pero si estaban casadas necesitaban una autorización de su esposo para poder hacerlo. Podían cobrar directamente, sin mediar su marido. Y aunque podían ir a la universidad, 5 de cada 10 mujeres eran analfabetas. En España, por la Constitución de 1931, el Bando Republicano iguala los derechos de hombre y mujeres. El Bando Franquista determina que las mujeres no tienen derecho a trabajar si estaban casadas. El Fuero del trabajo, 1938, “libera” a la mujer casada del trabajo en el taller y la fábrica.
    • De 1940 a 1980, no tienen derecho a trabajar en talleres o industrias si están casadas. Tampoco pueden firmar un contrato de trabajo, sacarse el carnet de conducir ni el pasaporte o abrir una cuenta bancaria sin la autorización firmada de su marido. No tienen derecho a ser diplomática, juez o notaria, inspectora de hacienda o registradora. Desde 1957 tienen prohibido expresamente trabajar en mataderos, canteras, industrias químicas, de minería o construcción. Desde 1961, se les reconoce el derecho a trabajar fuera de casa si estaban casadas, así como a ser Juez o Fiscal desde 1966, aunque no es hasta 1977 que entra la primera mujer a uno de estos puestos.
    • De 1980 a 2000, gracias a la constitución de 1978, tienen derecho a no ser discriminadas por ser mujer, aunque continúan las desigualdades. Siguen necesitando la firma de su marido para abrir una cuenta bancaria o sacarse el carnet de conducir. adquieren el derecho de divorcio, poseer la patria potestad o abortar, siguen sin tener derecho a ser protegidas contra las agresiones machistas o a ingresar en cuerpos especiales del Ejército, desde 1990.
    • De 2000 en adelante, aunque por ley la mujer y el hombre son iguales, de facto el salario de ambos no es el mismo. Las españolas cobraron de media en 2013, un 17% menos que los hombres a pesar de estar más preparadas según la OIT.


En la actualidad.

En España el 69% de los puestos directivos y de gerencia están ocupados por hombres, pese a que el 40% de la población ocupada es mujer. Los puestos de menor rango corresponden a mujeres en dos terceras partes. La mayoría de las mujeres trabaja en el sector Servicios.

La reducción de la desigualdad de género se está dando más por un empeoramiento de la posición social de los hombres, que por la mejora de las mujeres. Los efectos adversos de la crisis económica han impactado en mayor medida a los hombres, debido a la mayor vinculación masculina en el mercado laboral y a la destrucción de empleos típicamente masculinos.

Como dijo William Golding, novelista y poeta británico:

“Creo que las mujeres están locas si pretenden ser iguales a los hombres. Son bastante superiores y siempre lo han sido. Cualquier cosa que des a una mujer ella lo hará mejor. Si le das esperma te dará un hijo. Si le das una casa, te dará un hogar. Si le das alimentos, te dará una comida Si le das una sonrisa te dará su corazón. Engrandece y multiplica cualquier cosa que le des. Si le das basura ¡prepárate a recibir toneladas de mierda”

Nos queda mucho por hacer. Sigamos luchando.

Deja un comentario