Celulitis. Pero, ¿qué te he hecho yo?

celulitis

Celulitis.

Una vez escuché a un hombre describir a otro la celulitis como: “Esos bultos que tienen las mujeres en los muslos que parece que se hubieran metido lacasitos debajo de la piel”. Y aunque con poco tacto, sí, efectivamente, son esos dichosos bultitos que aparecen en algunas zonas de nuestro cuerpo, que no son otra cosa que grasa acumulada.

Celulitis o piel de naranja, da igual cómo la llamemos y cuanto hagamos por que desaparezca. Siempre está ahí. Pero, ¿por qué?, ¡¡¡¿qué te hemos hecho?!!!

Qué es y por qué se produce.

La celulitis no es más que grasa compactada bajo nuestra piel. Puede ser blanda o dura. Esos bultos se llaman “adipocitos” y son células de grasa, cuya misión es producir grasa corporal para ser utilizada como energía por el cuerpo.

Desde la antiguedad.

Si nos remontamos a cuando nuestros ancestros vivían en cuevas, entendemos el por qué de su existencia. Cuando el hombre dependía de la caza para alimentarse, era más que común pasar épocas de hambruna. Las mujeres debían seguir amamantando a sus hijos y generando alimento. La única forma de poder hacerlo era consumir su grasa corporal. A esta grasa la llamaríamos grasa blanca, como “reserva energética”.

Por lo tanto entendemos la celulitis como un proceso natural del cuerpo de la mujer, debido a los estrógenos.

Ademas, también nuestros antepasados poseían otro tipo de grasa corporal, la denominada parda. A los periodos de ayuno prolongado hay que añadir que también estaban expuestos a las inclemencias del tiempo. Por lo tanto necesitaban grasa que quemar para no perder temperatura. Esta grasa se caracteriza porque se quema más rápido y produce mucho calor.

Poseer mucho de ambas aseguraba la supervivencia. Actualmente, esos porcentajes han cambado debido a la aclimatación de los hogares, la grasa parda a penas se necesita. Y el resto del porcentaje ha sido sustituido por la grasa blanca, a modo de reserva.

Cuestión de hormonas.

Si este tema te obsesiona, deja de hacerlo. Todas o casi todas las mujeres la tenemos. El 95% de nosotras la tiene. Somos más propensas a retener grasas y producir celulitis. Afortunadas ése 5%.

También la distribución de estas grasas es diferentes en mujeres y hombres. Mientras nosotras tendemos a retenerlas en el vientre, las caderas y los muslos. Ellos la acumulan en el abdomen y la cintura. El porcentaje de grasa corporal en hombres y mujeres también es bastante significativo, nosotras en torno al 23% y ellos a penas un 15%.

celulitis

Causas.

Las causas de la aparición de la celulitis son varias y están demostradas. No necesariamente está relacionada con el sobrepeso, hay chicas delgadas que también la tienen. La aparición de la celulitis está ligada a cuestiones hormonales, genéticas, de edad, sedentarismo, problemas circulatorios, una dieta desequilibrada e incluso por el tipo de piel.

También influyen los factores ambiantales, hay estudios que demuestran que las personas que ponen muy alta la calefacción en invierno tienden a acumular más grasa/celulitis que las que no. Si estás en casa en manga corta quemarás menos grasa que usando un jersey y con la calefacción a una temperatura baja.

La famosa “piel de naranja” son bolas de grasa compactada y endurecida que empujan la piel, de ahí su efecto. Cuanto más dura es más difícil lo tiene el organismo para eliminarla y aprovecharse de ella como combustible. Como el cuerpo no la aprovecha, se acumula.

Pueden contener toxinas y líquidos retenidos que se densifican bajo la piel. El adipocito impide que los líquidos circulen, por lo que el drenaje se espesa y se acumulan toxinas. Es como un círculo vicioso.


Una lucha sin cuartel.

Así que debido a las causas anteriormente indicadas, hagamos lo que hagamos nuestro cuerpo seguirá acumulándola. Sólo nos queda luchar contra ella.

Una buena alimentación y la práctica de deporte de forma regular ayudará a quemar la grasa e impedir que se acumule, o ralentizar el ritmo al que lo hace. Te sugiero leer el siguiente post en el que con 7 minutos puedes ponerte en forma y reducir tu grasa y celulitis en muy poco tiempo. Leer aquí.

Pero no nos debemos de olvidar que en el mercado existen multitud de productos para ayudarnos en esta lucha. Me refiero a los reductores y anticelulíticos, a los que le dedicaré un post especial en el que los diferenciaremos y hablaremos de marcas y resultados.

Mientras tanto, cuídate. Consume al menos 2 litros de agua al día. Toma té, estas infusiones ayudan con a eliminar grasa y líquidos, además de ser muy beneficiosos para la salud. Aumenta la ingesta de frutas y verduras y haz algo de deporte. Lo que más te guste, camina, nada, baila.. Cualquier cosa que te mantenga en movimiento también mantendrá la celulitis a raya.

Agradecimiento especial a @ElRincondeTris

Deja un comentario