Colorimetría. ¡¿Y eso qué es?! 3

circulo-cromatico-color-de-ropa

circulo-cromatico-color-de-ropa

Colorimetría. ¡¿Y eso qué es?!

La colorimetría es la ciencia que se encarga del estudio y clasificación del color, asignándoles un valor numérico. Aplicado a la moda sería algo como, dime cual es tu tono de piel, ojos y pelo y  te digo los colores con los que te verás más resplandeciente.

Según esta técnica existen 4 tipos principales en lo que estarían incluidos todos los tonos de piel, ojos y cabello y coinciden con las 4 estaciones: primavera, verano, otoño e invierno.

¿Cómo saber a qué estación perteneces?

Existen dos formas de averiguar si tu tono de piel es cálido o frío.

  1. Mirar las venas de tu muñeca. Si son verdosas tu tono de piel es cálido. Si son moradas tienes tono de piel frío. Y si no consigues distinguir bien su color, o ves ambos, eres de tono neutro.
  2. La prueba de las joyas. Por lo general a los tonos de piel cálidos les queda mejor las  joyas en color oro o bronce y a los tonos fríos la plata o el oro blanco. (Aunque a mi parecer eso va por gustos)

Si tu tono de piel es cálido serás primavera u otoño. Si tu tono es frío entonces pertenecerás a verano o invierno.

También puedes hacerte esta simple pregunta ¿Te bronceas?. Es decir, tomas sol, tu piel se torna durazno o dorada y te dura el bronceado más de un mes. Eso sí, no confundamos ponerse rosado un bronceado. Las pieles frías suelen ponerse rojas, rosadas o color mate (moreno) pero a los pocos días (1 semana como máximo) pierden esa tonalidad. Mientras que las pieles cálidas mantienen su color dorado o durazno.

Las 4 estaciones.

Tonos Cálidos.

– Primavera:

Es la más alegre en cuanto a colores dentro de sus paletas. Las personas de esta estación tienen:

  • Pieles: beige durazno/dorada (tonalidad cálida), blanca pálida con matiz amarillento, en ocasiones con pecas en color café.
  • Ojos puede ser: azul, verde, azul verdoso, turquesa y café muy claro.
  • Cabello: rubio dorado, rubio rojizo, castaño rojizo o dorado y negro rojizo.

Lo más seguro es que la persona se broncee al tomar solo y su piel se torne dorada y no rojiza.

Los colores que más le favorece son los siguientes:

paleta-primavera

Los colores a evitar son: Blanco, negro y gris.

– Otoño:

Se caracteriza por ser de tonalidad cálida, incluir colores neutros y además con baja saturación.

  • Piel cálida: marfil, oliva dorada, beige durazno. Suelen tener pecas.
  • Ojos: color miel, verde, turquesa, marrón claro u oscuro y avellana.
  • Cabello: desde el rojizo hasta el castaño medio y oscuro con reflejos dorados.

Suelen broncearse con facilidad. Lucen mejor con tonos tierra, propios del otoño.

Los colores que más le favorecen son:

paleta-otono

Los colores a evitar son: Blanco, negro, gris y algunos tonos de rosa.

Tonos Cálidos.

– Verano:

  • Pieles frías como: beige fría, beige rosada.
  • Ojos: grises, azul muy claro, aceitunados.
  • Cabello:  pelirrojo, rubio cenizo, rubio medio y castaño claro con reflejos ceniza.

Se caracteriza por trabajar con colores neutros, claros y pasteles (fríos).

Los colores que más le favorecen son:

paleta-verano

Los colores a evitar son: amarillo, rojo, algunos rosas cálidos y grises muy claros.

– Invierno:

  • Piel: Beige fría, blanca, oliva clara, morena fría, negra azulada.
  • Ojos: marrones oscuros, negro, verde grisáceo, azul, avellana.
  • Cabello: de tono oscuro, negro azulado, castaño oscuro, castaño medio, gris plateado o cano. Algunos rubios platino están también incluidos.

Los colores que más le favorecen son:

paleta-invierno

Los colores a evitar son: Color oliva, mostaza, marrón claro y gris claro.

Te verás más favorecida.

Sí, según la teoría del color y las 4 estaciones, con los colores adecuados a tu estación te verás más resplandeciente. Pero eso no significa que, si entre los colores que te favorecen, no están los que te gustan dejes de usarlos. Mi consejo es que los uses, pero alejados del rostro, por ejemplo en pantalones, zapatos, etc.

Por supuesto esto no es una ciencia exacta, pero sí que estos estudios demuestran que efectivamente tu piel puede lucir o no más luminosa frente a determinados colores. Y eso en moda/belleza es sinónimo de buenas elecciones.

Hay que mencionar también que es posible estar entre dos estaciones y pasar de una a otra según vayamos cogiendo color por ejemplo en verano, o cambiemos nuestro color de cabello (tintes). Lo que nos da el doble de posibilidades.

Nos vemos en el siguiente capítulo.

Espero que hayáis aprendido algo bueno y nuevo hoy, es lo que pretendo con estas “clases teóricas”, digamos, a las que estoy dedicando mis primeros post del Baúl. Quiero que tengáis una base, la mejor posible, en moda, sobre todo para aquellas que nunca habéis dedicado tiempo a aprender estas cosas.

Poco a poco y con el contenido nuevo y con lo que habéis aprendido, sabréis  lo que os conviene y lo que no y podréis adecuarlo a vuestro estilo para que os veáis estupendas.

Hasta pronto chicas!



Deja un comentario

3 ideas sobre “Colorimetría. ¡¿Y eso qué es?!