Compradora Cibernauta (Cibercompradora)

comercio electrónico

Soy una Compradora Cibernauta. (Cibercompradora)

Me encanta comprar por Internet.

Lo confieso: “Me encanta comprar por Internet”. Es mi vicio favorito. empecé como se empiezan todos los vicios, hace años, poco a poco. Y ahora soy toda una experta en e-commerce o comercio electrónico. Una auténtica caza descuentos y pilla-gangas.

Habrá gente que todavía no lo entienda, ni lo comprenda, otros tantos que ni se atrevan y quien no lo hará en toda su vida. Los prejuicios son normales cuando hablamos de servicios intangibles e inciertos como Internet, ese inmenso mundo desconocido.

Es mucho más divertido que ir de compras a una tienda física o varias. Está abierto 24 horas al día los 365 días del año, uno más si es bisiesto. Te ahorras colas, te lo entregan en casa y muchas veces es más económico. ¿Qué más se puede pedir?

Tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Pero una vez superado el miedo inicial o la desconfianza te das cuenta que es un mundo de posibilidades y variedad infinita. En definitiva: Es un mundo maravilloso.

A través de Internet he comprado de todo, electrónica, informática, cosméticos, ropa, etc. Seguiré haciendo porque me ha ido fenomenal. Obviamente hay cosas que son inviables comprar a través de la red. A veces se necesita el asesoramiento personal o simplemente probarlo in situ. Pero también es cierto que he encontrado paginas que te permiten probarlo en casa (ropa) y devolver lo que no te gusta, pagas por lo que te quedas y listo. Todo muy sencillo.

Me gustaría, a través de mi experiencia ayudar a todas aquellas personas que no se atreven pero les gustaría y animarlas a probarlo. Puedo recomendar páginas, empresas, productos, etc, de toda confianza. Verás lo que te has estado perdiendo. Y seguro que repetirás.

¿Te atreves? Déjate guiar, yo te ayudaré.

 

comercio electrónico

 

 

 

(NotaNo creo que hacerlo contribuya a destruir puntos de trabajo, al contrario, creo que ayudará a la apertura de nuevos y pequeños negocios para satisfacer la demanda en Internet. Crear nuevos puestos, impensables hace algunas décadas. Solo tendremos que adaptarnos a un gran cambio, sobre todo en la mentalidad. Hay cabida para todos en ése océano. Hay que evolucionar con los tiempos; Ya lo dijo Darwin.)