Errores que cometemos al secarnos el pelo y cómo corregirlos.

como-secar-el-cabello-sin-maltratarlo1

Errores que cometemos al secarnos el pelo y cómo corregirlos.

Normalmente es culpa de las prisas. Este mundo en el que vivimos no nos da un respiro. Nos hace correr y a veces para ahorrar tiempo hacemos las cosas regular, tirando a mal. Claro luego vienen los arrepentimientos.

A menudo nos sucede con el cabello, el pobre sufre las consecuencias de nuestro estrés. Pierde su brillo, se encrespa, se cae.  Cuántas veces te has secado el pelo de mala manera, sin mimos ni cuidados. Quizá hay algo que podrías hacer mejor y no lo sabes. Aquí os dejo unos sencillos trucos para remediar y corregir los típicos errores que cometemos al secarnos el pelo.

1. Un buen secado empieza en la ducha.

Al lavarnos el pelo debemos utilizar un champú que nos aporte hidratación extra para protegerlo del calor al que lo vamos a someter después. No hace falta que te dejes un riñón en un champú, simplemente prueba hasta que des con uno que realmente deje bien tu cabello. Hidratado y sano. Utilizar acondicionador hace que la cutícula se alise. Es decir, vamos preparando el cabello para el siguiente paso.

2. Seca tu pelo primero con una toalla.

A tu cabello no le va nada bien aplicar calor cuando aún está chorreando, hace que se deshidratarte más fácilmente y se daña. Quedará encrespado y sin brillo. Debes absorber toda el agua que puedas primero con una toalla a modo de turbante. Siempre que tus quehaceres te lo permitan, déjalo así 15 minutos antes de pasar al secador. Con ello evitarás aumentar la exposición del pelo al calor.

Si este paso es el que normalmente te parece que es perder demasiado tiempo prueba a hacer algo mientras. Aprovecha para hidratarte la piel, o prepararla para el maquillaje o empieza a vestirte.

3. Prepáralo para el calor.

Peina tu pelo primero con los dedos y si es necesario con un peine plano, si no te has saltado ninguno de los pasos anteriores el pelo debería estar suave. Aunque es opcional, utilizar un spray protector contra el calor aportará a tu cabello una protección extra que ayudará a que después quede con brillo y sedoso. Prueba Beauty protector protect & detangle y seguro que repetirás. Además de proteger tu pelo contra el calor también lo hace contra los rayos solares, ideal en verano. Da brillo, volumen y huele de maravilla.

4. Divide en secciones.

Ya lo decían los romanos: “Divide et impera”, divide y vencerás. Ya se que cuando una tiene prisa pues aplica calor por todo el pelo y suspira y cuenta minutos hasta que está seco. Pero si divides tu pelo en secciones, de 6 a 8 si es largo o un par de ellas si es corto, conseguirás que el pelo se seque antes y controlar bien el proceso de secado.

5. Elige la potencia y temperatura que tu pelo necesita.

La base para poder adecuar la velocidad y calor que le aplicamos a nuestro pelo es disponer de un buen secador que permita regularlas. Yo utilizo uno iónico que compré muy barato en Aldi (unos 13€) y me va bien, es de este estilo: Clatronic.

Si tienes el pelo fino o dañado la temperatura más baja es la ideal, la media se utiliza para evitar que los cabellos teñidos pierdan su color y la máxima es sólo apta por cabellos fuertes y muy sanos. En cuanto a la velocidad, intenta secarlo con la más baja, sobre todo si tienes el cabello muy fino, de lo contrario se enredará.

6. El secado.

Empieza con los mechones de la parte más baja de la cabeza y ve subiendo hasta la coronilla. Seca de la raíz hacia las puntas, esto alisará la cutícula y dejará tu cabello con más brillo. Así podrás controlar el proceso de secado.

Mantén las distancias, el secador debe estar lo suficientemente cerca como para secar pero alejado lo suficiente para no quemarlo ni dañar tu cuero cabelludo. Si tienes al cabello rizado usa el difusor que normalmente viene con el secador, para repartir mejor el calor y ayudar a definir tus rizos. Y si tienes el cabello liso utiliza ese accesorio que a lo mejor tienes al fondo del cajón, ayuda a concentrar el calor y evitar que el pelo se encrespe y se parta. Puedes ayudarte con un cepillo plano. No olvides mover el secador para no dar calor durante mucho tiempo en el mismo sitio.

Para terminar dale un toque de aire frío, o Fix Style, ayuda a fijar y dar flexibilidad al pelo. No lo seques del todo. Intenta dejar un poco de humedad para evitar que se reseque en exceso.

7. Deja secar al aire siempre que puedas.

Los expertos recomiendan no someter el pelo al calor del secador más de 3 veces por semana y tienen sus razones. Siempre que puedas evita utilizarlo. Puedes aprovechar un día que no vayas a salir de casa y sobre todo en verano para darle un respiro a tu cabello.

Con estos consejos seguro que mejora el aspecto y la salud de tu pelo. Mantenlo sano y brillante y luce melena.

Deja un comentario