Mom-fit: La nueva tendencia en jeans.

mom-fit La Llave del Baúl

Mom-fit: La nueva tendencia en jeans.

A estas alturas quizá ya hayas escuchado, en lo relativo a tendencias, la palabra mom-fit.  Pero, ¿qué son y cómo se deben utilizar?

Como bien es sabido, las modas vuelven y también pasan. El reino del skinny (jeans ajustados y pitillos) está llegando a su fin. Ha reinado durante los últimos 10 años, indiscutiblemente. Pero su imperio empieza a desmoronarse.

La moda no solo la imponen las pasarelas. Las tribus urbanas y sobre todo las celebrities influyen también en ella. Y precisamente ellas, que desde el 2015 han ido incorporando poco a poco a sus looks diarios este tipo de prenda que estaba olvidada en el armario, han facilitado que ahora esta moda llegue para quedarse.

COLORAMA_728X90

Cuando decimos mom-fit, literalmente significa “los pantalones de mama”,nos referimos a: esos  pantalones que usaban nuestras madres en los 90´s. Talle alto, ajustados a la cintura y más suelos en la pierna. Sí, aquellos pantalones que marcaron un hito gracias a series como Sensación de Vivir o Salvados por la campana, han vuelto.

Famosas como Kendall Jenner, Jessica Alba, Miranda Kerr o Miley Cyrus,  entre muchas otras, no se han podido resistir y ya los han incorporado a su armario.

mom-fit La Llave del Baúl

Cómo usar los pantalones mom-fit.

Son versátiles y sobre todo cómodos. Lo bueno es que se adaptan a todo tipo de calzado. Puedes usarlos tanto con manoletinas, como con stilettos, también con botines o con calzado deportivo. Como más te guste.

En la parte superior combínalo con cropped top (top que dejan ver el ombligo) o con la camiseta o camisa metida por dentro. El objetivo es estilizar la figura, marcar la cintura y resaltar las curvas. También puedes usarlos con chaquetas, que le darán un estilo más formal.

Aunque casi acaban de aterrizar, hay muchos estilos diferentes donde elegir. Los tienes básicos, desgastados, rotos, con el bajo descosido, con parches, etc. Un sin fin de modelos donde elegir y todos igual de favorecedores.

Si no te encuentras muy cómoda, sobre todo al principio, empieza por los básicos y una camiseta por dentro, poco a poco irás ganando confianza y seguro que acabarán convirtiéndose en la prenda estrella de tu armario.

Un cambio.

Hace poco en una conversación de peluquería, yo les comentaba que en lo relativo a los skinny pronto todo cambiaría. Y así parece que será.

Yo no sé vosotras, a mi aunque me gustan los pitillo estaba ya un poco cansada de siempre lo mismo, tocaba un cambio ya. Y las grandes marcas lo están haciendo.

Será difícil adaptarse, sobre todo al principio. Han sido muchos años con pantalones ajustados. Para el periodo de transición puedes elegir una talla más y llevarlos un poco más bajos, a la altura de la cadera. Hasta que te acostumbres a verte con un nuevo look lleno también de posibilidades.

Puedes hacerte una idea de lo que vamos a ver en la próxima temporada y algunas ideas para combinarlos visitando: Pull&Bear.

Y tú, ¿qué opinas de esta nueva tendencia? ¿Serás de las que la siga desde el principio o esperarás hasta que no haya más remedio?

Deja un comentario