Principales tipos de té y sus beneficios para tu salud.

tipos de

Principales tipos de té y sus beneficios para tu salud.

El té es una de las bebidas más famosas y saludables que conocemos. Aunque es originaria de China, su cultivo se ha extendido por todo el mundo. Se produce especialmente en climas tropicales y subtropicales. Dependiendo de la zona o forma de producirlo el sabor del té también cambia, es por ello que encontramos tantos tipos y sabores diferentes.

Son más de 3.000 las variedades de tés existentes en todo el mundo. Pero, sabías que todas ellas nacen de la misma planta: camellia sinensis? La diferencia entre ellas radica en el proceso de fabricación y secado de la planta.

Natural no es siempre bueno.

Me refiero a que los productos de origen natural son muy buenos para nuestro organismo pero no por ser naturales están exentos de contraindicaciones.

Los beneficios atribuidos a estas infusiones los hacen muy recomendables para contribuir a nuestro bienestar y nos ayudan a estar cuidados por dentro y por fuera. Pero el abuso de éstas puede producir enfermedades como la gastritis, esofaguitis o colon irritable, así como osteoporosis y anemia. Recuerda tomarlo con moderación.

Te animo a leer los principales tipos de té que podrás encontrar en el mercado y alguno más que quizá no conocías.


Té blanco.

Es un té menos oxidado que los demás. Se recoge de las hojas tiernas y jóvenes, se cuecen al vapor levemente y se deja secar. Digamos que es el menos procesado y por lo tanto el que conserva casi todas sus propiedades. Su nombre se lo debe a los vellos de color blanco de las yemas no abiertas, lo que le da a la planta un tono blanquecino. En boca es agradable, ligero, delicado y dulce.

Beneficios: Té antioxidante, antibacteriano y antiviral. Previene el cáncer, baja la presión arterial y el colesterol. Protege el corazón, los huesos, la piel y los dientes.

Contraindicaciones: puede provocar alergia.

Té verde.

Este té no ha sufrido una oxidación durante su procesado. Las hojas se recogen frescas y después se somete a la torrefacción, se prensan, se enrollan, se trituran y finalmente se secan. Con respecto a la producción de té mundial, el verde ocupa entre una cuarta y una quinta parte. En boca puede ser: dulce o amargo, floral o afrutado, dependiendo de la variedad.

Beneficios: Ayuda en la pérdida de peso, enfermedades del corazón, colesterol, diabetes, Alzheimer, Parkinson, protege los dientes, la depresión y es antiviral.

Contraindicaciones: Contiene cafeína, flúor y taninos. Deben tener cuidado los niños, las mujeres embarazadas y las personas hipertensas. Puede provocar gastritis y anemia(obstaculiza la absorción de hierro).

Té rojo.

El té Pu-erh o té rojo, como se le llama en occidente. Es el segundo más conocido, por detrás del verde. Es un té post-fermentado. Se produce con hojas de árbles viejos y su periodo de maduración puede durar de 2 a 50 años, con los que adquiere características más oscuras y más suaves que provienen de su edad.

Beneficios: Reduce los niveles de azúcar y grasa, desintoxica y depura la sangre, refuerza el sistema inmune, estimula la digestión y previene infecciones, enfermedades respiratorias y el colesterol.

Contraindicaciones: Aumento de la tensión, absorción de cafeína durante el embarazo, impide la absorción completa de antioxidantes o reducción de la absorción de hierro.


Té negro.

Su estado de oxidación es mayor que los anteriores, lo que le da un aroma más fuerte y contiene más cafeína que los tés menos oxidados. Es la base de otras combinaciones famosas como el Earl Grey o el English Breakfast.

Beneficios: contiene vitaminas y los flavonoides que le dan efecto antioxidante, mejora la circulación sanguínea y previene problemas cardiovasculares, es diurético, previene la caries.

Contraindicaciones: contiene alcaloides con efecto estimulante, y la cafeína puede producir nerviosismo, absorben el hierro, puede producir estreñimiento. Deben tener cuidado con su consumo las personas hipertensión o embarazadas.

Té rooibos.

Té rojo rooibos es una popular bebida de Sudáfrica, que no se produce con camellia sinensis, sino que proviene de las hojas oxidadas y secado de la planta Aspalathis linearis. El sabor es suave y terroso.

Beneficios: mejora la salud del sistema inmune y ayuda con los dolores comunes. Calambres estomacales, dolores de cabeza, alergias, asma, insomnio eccema y la presión arterial alta. Como adelgazante, antiséptico y antimicrobiano. Bajos niveles de teína y taninos.

Contraindicaciones: Tiene las ventajas del te verde y rojo pero sin sus contraindicaciones. Pueden tomarlo con precaución las embarazadas.

Bonus track.

Los tés de los que os he hablado anteriormente son los que todos conocemos. Pero ya sabeis que a mí me gusta siempre dar un poco más, algún extra. A continuación otras dos clases, aunque un poco más difíciles de encontrar. Para poder probarlo tendrás que acercarte a alguna tienda especializada.

Té amarillo.

El té amarillo, huang da cha, no es de los más conocidos pero su consumo va en aumento. Su uso sólo estaba destinado a la Familia Imperial China, por lo que es muy apreciado. Éste té se encuentra a medio camino entre el blanco y el verde. Se obtiene tras un corto periodo de fermentación frenado con calor seco. Debido a su poca fermentación tiene un aroma y sabor suave y delicado.

Beneficios: Ayuda a aumentar la concentración, es vigorizante, protege de las caries, ayuda en el proceso digestivo y la pérdida de peso, evita la retención de líquidos, es antioxidante y nos aporta manganeso, calcio, hierro y fósforo, entre otros minerales.

Contraindicaciones: Desaconsejado si tienes anemia o sufres de diabetes. También si estás tomando medicamentos con hormonas tiroideas o anti-coagulantes y si estás embarazada.

Té azul.

El té azul, o té oolong, es uno de los más reputados en la actualidad. Se encuentra entre el rojo y el verde, por su proceso de semi-fermentación. Es fino, aromático y de sabor agradable.

Beneficios: se le atribuyen fuertes propiedades como quema-grasas y acelerador del metabolismo, con más antioxidantes que el té verde. Ayuda con el colesterol.

Contraindicaciones: desaconsejado en embarazo y lactancia, si sufres de hipertensión o ansiedad, si eres diabetico, si tienes colon irritable u osteoporosis.

¿Cuál es tu favorito?

Deja un comentario