Productos para el cuidado del rostro según edad.

tu piel segun tu edad

Productos para el cuidado del rostro según edad.

Sabes que te estás haciendo mayor cuando el número de productos para el cuidado de tu piel aumenta. De repente tu estantería está llena de todo tipo de potingues. Pero ¿sabes cuál son los que realmente necesitas según tu edad y por qué?

Unos datos sobre la piel.

La piel es el órgano visible más grande de nuestro cuerpo y alcanza casi los 2 m². Es muy sensible y reconoce el toque más mínimo así como el dolor. Además de actuar como primera línea defensiva del organismo frente a bacterias y virus, nos protege del frío, el calor y está sometida a la polución, la radiación, etc.

Es un órgano dinámico constantemente cambiante, se compone en tres capas principales: epidermis, dermis y hipodermis (o tejido subcutáneo), a su vez cada una de ellas está dividida en subcapas.

A simple vista, nuestra piel no cambia, es la misma. Sin embargo, se renueva constantemente. Las células comienzan a formarse en la capa más interna de la epidermis y poco a poco, en unas dos semanas, va alcanzando la superficie. Así, mientras las células nuevas ascienden, las más maduras mueren y caen. Entre 30.000 y 40.000 células inertes se desprenden cada minuto del día en forma de escamillas. Para entenderlo mejor, suponen cerca de unos 18 kilogramos a lo largo de la vida.

Nos acompaña toda la vida, y es por eso que es tan importante cuidarla.

Cuida tu piel según tu edad.

De 20 a 30 años.

Es época de excesos. Noches sin dormir por los estudios o por las fiestas, aventuras de todo tipo. La suerte es que a esta edad la piel está tersa, luminosa y joven y mantiene bien la hidratación. Pero para que los excesos no nos pasen factura en un futuro debemos mantener ciertas rutinas.

Los productos que necesitas son: Crema limpiadora, para mantener los poros limpios y la grasa bajo control; una crema hidratante y una exfoliante (aplicarla dos veces al mes será suficiente).

De 30 a 40 años.

La cosa se empieza a complicar. La entrada a la madurez se refleja en que la piel empieza a perder hidratación, está menos elástica e incluso empiezan a aparecer manchas.  Debemos sembrar salud y empezar a pensar a largo plazo. Es época de estrés, los hijos, el trabajo, las prisas, etc. Y tu piel sufre las consecuencias. Por eso no debes descuidar tus rutinas para su cuidado.

Deberías utilizar: Empieza a ser esencial el Trío Básico (crema de día, de noche y contorno de ojos) elige las que contengan vitaminas A, C, E o F. La exfoliación debe hacerse más a menudo, al menos una vez a la semana. Seguida de alguna mascarilla que hidrate, tonifique o purifique. No te olvides de la crema limpiadora. Y dale la bienvenida a los serum, ayudarán con un aporte de vitaminas extra. Y por supuesto no te olvides del filtro solar.

De 40 a 50 años.

En esta edad empezarás a recoger lo que hayas sembrado en el pasado. Cambios hormonales, las responsabilidades o circunstancias pueden pasar factura, tendrás que estar más atenta a tu piel y sus necesidades. Empiezan a aparecer los signos de envejecimiento.

Para hacerles frente debes: eligir cosméticos que contengan, zinc, hierro, vitaminas A, C y E. Por supuesto no te olvides del Trío Básico, limpiadores y mascarillas más específicas. Si puedes, regálate un tratamiento profesional y específico al mes. No olvides protegerte del sol.

Más de 50 años.

Época de serenidad. La piel empieza a mostrar los signos de oxidación, manchas, verrugas y signos del visible cambio. Los ingredientes de tus cremas deben tener un potente efecto anti-envejecimiento (anti-aging). Serums y cremas hidratantes muy enriquecidas con ácido hialurónico. En tu bolso hay sitio para un spray humectante con el que te rocíes el rostro cuando lo sientas tirante o reseco. Someterte a dos o tres tratamientos de peelings químicos o dermoabrasiones al año ayudará a suavizar las irregularidades de la piel.

Disfruta de cada etapa.

Cada una tiene su encanto, sus cosas buenas y sus inconvenientes. Elige bien tus productos, no te olvides de tus rutinas de belleza. Aliméntate bien, toma mucha agua y sobre todo DISFRUTA.

 

Deja un comentario