Haz tu propio repelente de insectos natural

En cuanto comienza el verano, empezamos a ver también cómo aparecen más y más mosquitos, algo que suele ser bastante molesto.

En el mercado hay muchos productos que nos pueden ayudar con esto, pero si eres de los que les da miedo utilizar ciertos químicos sobre la piel, aquí tienes la receta para elaborar un repelente de insectos natural en casa y por poco dinero.

Repelentes de insectos en el mercado

Por supuesto, hay personas más propensas que otras a ser susceptibles de ser picadas por mosquitos u otros insectos cuando llega la época de calor.

Normalmente, estos pequeños insectos se sienten atraídos por el olor y hay personas que, para ellos, huelen mejor. Sus víctimas.

También es común que en nuestro lugar de residencia pasemos inadvertidos (o casi) para ellos y que al llegar a una zona diferente o cuando veraneamos en la costa, seamos presas fáciles.

En estos casos, sobre todo si no nos hemos preparado previamente, no quedará otra que visitar algún supermercado o farmacia para adquirir el típico repelente de insectos (nada barato, por norma general).

En el mercado podemos encontrar muchos, pero uno de mis favoritos es de la marca Autan, en concreto el «protection plus», en formato spray. Muy cómodo y eficaz.

Aunque tiene un olor un poco «químico», si estoy fuera de casa y lo necesito, seguro que recurriría a él.

Haz tu propio repelente de insectos natural

Sin embargo, si tengo la oportunidad (ya que soy un encanto para los insectos en general) prefiero elaborar mi propio repelente natural. Es muy sencillo y suelo tener siempre los ingredientes a mano. Económico a la par que eficaz.

Ingredientes para tu repelente natural

Gracias a tener en casa un humidificador, tengo también muchos aceites esenciales para añadir al agua, por lo que me resulta más sencillo poder hacer la mezcla.

Estos aceites esenciales puedes comprarlos en muchos sitios, aunque la mayor parte de los míos los adquirí en Aliexpress. Hay que tener cierto cuidado con la elección y prestar atención a que sean aceites esenciales y no simples aromas sintéticos.

Lo primero es encontrar un bote en el que poder elaborar, almacenar y aplicar la mezcla. Mi recomendación es elegir uno tipo spray. Puedes reutilizar cualquiera que encuentres por casa. Solo tendrías que limpiarlo muy bien.

  • Agua destilada
  • Aceite conductor (preferiblemente de coco, pero puedes utilizar de almendras, rosa mosqueta o similar)
  • Aceites esenciales (los mejores son el de árbol de té, citronela, eucalipto y lavanda)
  • Embudo

Una vez tienes todo esto a mano, lo más difícil ya está hecho. Ahora solo queda mezclarlo todo como cocinaban nuestras abuelas, a ojo.

Colocamos el embudo en el recipiente que hayamos seleccionado y añadimos el agua destilada. Habrá que llenarlo unos dos tercios.

Del tercio restante la mitad será alcohol y la otra mitad el aceite conductor que hayamos elegido. El más recomendado es el de coco, aunque si tienes otro, puedes sustituirlo sin problema.

Para esta última parte, la del aceite, será más sencillo si cogemos una cuchara y sobre ella echamos el que hayamos elegido y unas gotitas (al gusto) de los aceites esenciales seleccionados para la mezcla. Así podrás controlar mejor las cantidades y se irán mezclando a medida que los añadamos. Después será solo cuestión de añadirla al recipiente.

Hay muchos aceites que puedes utilizar, pero lo cierto es que los mosquitos odian especialmente los de citronela, árbol de té, eucalipto y lavanda. Puedes añadir un poco de cada o mezclar solo dos e incluso añadir algún otro que te resulte agradable. Cuidado con los olores dulces, porque les encantan. Los ácidos no tanto.

Cómo aplicarlo

Lo normal es que, al contener agua y aceite, veas que los ingredientes están separados. Por ello, a la hora de aplicarlo solo tendrás que agitar un poco el frasco para que se integren y aplicar el spray sobre la piel. Puedes extenderlo después con las manos para asegurarte de repartirlo bien y que no quede ningún trozo sin cubrir.

Al tratarse de un producto hecho con ingredientes naturales, puedes aplicarlo con la frecuencia que necesites, solo para dormir o cuando vayas a salir de casa. Además, el aceite de coco ayudará a hidratar la piel.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other

A %d blogueros les gusta esto: