Sérum. Tan imprescindible como desconocido. 1

sérum facial

Sérum. Qué es y para qué sirve.

Como ya sabéis, en las rutinas de belleza se utilizan múltiples y variados productos. Hoy quiero hablaros del sérum o suero, en español. Hay dos clases, lo que se utilizan en el piel y los del cabello. Hoy nos centraremos en los sérum faciales, uno de los grandes desconocidos y olvidados.

¿Qué es un sérum?

Un sérum es un concentrado cosmético con gran cantidad de principios activos, de textura ligera y de rápida absorción que penetra en las capas más profundas de la piel. Entre sus ingredientes podemos encontrar ácido hialurónico, colágeno, vitaminas y antioxidantes, entre otros.

Los sérum estimulan la regeneración de la piel y tienen acción específica. Podemos encontrarlo con propiedades antiarrugas, reparadoras, lifting, luminosidad, antimanchas o que actúen contra la flacidez.

En el mercado existen infinidad de sérum con muy variadas fórmulas y adaptados a todas las necesidades: reparación de ADN, estimulación de la microcirculación, con extractos de té verde, con agentes despigmentantes o enriquecidos con soja.

Al ser un producto muy concentrado, a penas dos o tres gotas serán suficientes para que actúen en el rostro. Además gracias a su rápida absorción no será necesario frotarlo, con unos toquecitos será suficiente para repartirlo. Preparará la piel para los siguientes pasos de nuestra rutina facial, haciendo que estos sean aún más eficaces.

En cuanto al precio, los sérum suelen ser un poco más caros que los productos normales, dada su alta concentración de ingredientes y su bajo contenido en otros ingredientes no necesarios que sirven para densificar o grasas.


Diferencias entre sérum y crema hidratante.

  • El sérum no hidrata las capas superficiales de la piel y no tiene factor de protección solar (SPF). Por ello se recomienda utilizar una crema hidratante específica después y protección contra los rayos UVA y UVB.
  • Los sérum tienen una textura ligera, no grasa y de rápida absorción. Menos densa que una crema de día/noche, lo que le permite penetrar en nuestra dermis.
  • No suelen tener fragancia ni aceites, por lo que no deja una sensación pesada ni grasa en nuestra piel.
  • Suelen tener un dosificador, lo que permite aplicar sólo la cantidad necesaria, sin desperdiciar ni malgastar.
  • Contiene más ingredientes y principios activos que una hidratante diaria.

sérum facial

¿Cómo se utiliza? ¿Cuándo empezar?

Aunque el suero tenga propiedades hidratantes, actuará en las capas más profundas de la piel, gracias a su textura ligera. Por ello será necesario hidratar y actuar sobre las capas más superficiales y de ello se encargará nuestra crema facial diaria. No olvides aplicar protección solar después.

Incluirlo en nuestra rutina es muy fácil. Debemos recordar que el orden en el que aplicamos los productos debe ser de más ligero a más pesado. De hacerlo al contrario el producto más pesado (crema hidratante) no dejaría que la piel absorbiera después los más ligeros, como el caso del sérum.

La utilización de estos sueros está altamente recomendada a partir de los 30 años, que es cuando nuestra piel empieza a perder hidratación, firmeza, o empiezan a aparecer líneas de expresión, manchas, etc. Algunos nos ayudarán a detener esos signos de envejecimiento. Para pieles maduras es especialmente útil para devolver luminosidad, hidratación y atenuar las arrugas.

Busca el sérum que se adapte a las necesidades de tu piel. Lo ideal es aplicarlo dos veces al día, siempre con el rostro limpio y antes de la hidratante (día o noche). Pero si por pereza sólo lo usas una vez, es mejor que lo apliques por la noche, que es cuando la piel aprovecha para regenerarse.

Recuerda seguir los 5 pasos de una rutina facial perfecta: limpieza, tónico, sérum, contorno de ojos y crema hidratante. Así conseguiremos que nuestra piel asimile todos los productos y compuestos. Luciendo radiante.


Efectos.

La utilización diaria de un serum hará que nuestra piel cambie poco a poco. Desde la primera aplicación notarás tu piel más lisa e hidratada, con un aspecto más saludable.

Los cambios más profundos, siendo contante, puedes empezar a notarlos a partir de un mes de comenzar a usarlo.

Es importante recordar que sólo unas gotas serán suficientes. No por más cantidad que apliquemos su efectividad aumentará. Úsalo en su justa medida, no lo desperdicies.


Deja un comentario

Una idea sobre “Sérum. Tan imprescindible como desconocido.

  • CrisGH

    Me encantan todos tus vídeos! Los locos también! 😂
    Quería dejarte un comentario en el que haces la prueba del agua micelar, pero no sé si es que mis luces no dan para más y no he podido, por eso te lo hago aquí. Dos cosas que quería comentarte. Yo antes usaba esos discos que usas tú, de ese tamaño me refiero, pero probé los que son un poquito más grandes y estoy encantada porque abarcan más trozo de cara y me da la impresión de que limpian mejor, así que te recomiendo que los pruebes. Y la otra es referente al tema de que te arranque las pestañas. Me comentaron una vez en una especie de curso de limpieza facial y esas cosas, que los ojos no hay que desmaquillarlos así frotando a lo bruto 😂😂, se debe hacer de arriba a abajo, y la parte de las pestañas de abajo, pues hacia arriba, para evitar eso, que las pestañas se vayan detrás, que es lo que me pasaba a mí antes. Si no me has entendido, ya te mando un vídeo también para que me entiendas mejor. Ya sabes que explicarme bien nunca ha sido mi fuerte 😉