Tartar de Salmón y aguacate. Ligero y delicioso.

tartar salmón ahumado

Para una cena especial: Tartar de Salmón y aguacate.

Hay que cuidarse. Pero no hay que dejar de disfrutar. Las cenas ligeras son la mejor opción para reducir las calorías diarias y dormir plácidamente y con la conciencia tranquila. Pero, a veces, esa misma ligereza hace que vayamos a la despensa a picar cosas que no debemos. Por eso os traigo esta maravillosa receta, que además de estar buenísima, tiene un aporte de calorías bastante bajo y además sacia bastante el apetito. Tartar de Salmón con aguacate.

Seguro que a estas alturas, estarás empezando a dudar sobre lo que he dicho de las calorías y esta cena. Hay muchos mitos en torno a algunos alimentos y os lo voy a contar.



Salmón.

El salmón es un pescado azul, de ese que debemos comer varias veces a la semana. Es un pescado graso, pero ojo, esas grasas son “de las buenas”, de las que el cuerpo utiliza como gasolina y no como reserva (en forma de michelines). Es precisamente su carácter graso y la gran cantidad de proteína que contiene lo que lo hace un alimento saludable a la vez que saciante.

Aporta 140 calorías cada 100 gr. Contiene vitaminas A, B-3, B-6, A y D, magnesio, fósforo y selenio. Ayuda al sistema circulatorio y fortalece la piel y los huesos. Su alto contenido en proteína interviene en formación del músculo. Además en rico en Omega-3, que tiene propiedades anti-inflamatorias y anti-trombóticas.

Aguacate.

Una fruta que se cree engorda, cuando en realidad no. Su alto contenido en “grasas buenas” ha demostrado que reduce las ganas de picar hasta en un 40%. Al igual que ocurre con el salmón, no hace que descienda el nivel de azúcar en sangre, lo que se traduce en menos hambre. Su digestión es más lenta por sus niveles de grasa y proteína.

Nos aporta 160 calorías cada 100 gr. Contiene vitaminas A, C, D, E, B-6, K y B-12. Protege el sistema inmunológico, mejora el sistema cognitivo y nervioso, así como la memoria. Y algo que a lo mejor no sabías es que acelera el metabolismo. Eso sí no hay que comerlo en exceso.

Tartar de Salmón y aguacate.

tartar salmón ahumado

Para 2 necesitaremos:

  • 300 gr. de salmón (puede ser fresco o ahumado).
  • 1 aguacate en su punto (cuando puedes hundir el dedo un poco tocando la cáscara).
  • 1 tomate.
  • 1 cebolleta o cebolla.
  • 1 cucharada de vinagre de arroz (también puedes usar el de manzana).
  • 1 cucharada de salsa de soja.
  • Zumo de medio limón.

Comenzamos:

Lo primero que debemos hacer es desmigar el salmón y ponerlo en un recipiente que se pueda cerrar después. Cuando lo tengamos hecho, añadimos los líquidos, el limón, el vinagre y la salsa de soja y lo dejamos macerar en la nevera al menos 30 minutos (si es 1 hora pues mucho mejor).

Cuando sea la hora de llevarlo a la mesa continuamos con el proceso. Picaremos el tomate y la cebolla (yo utilizo un picador eléctrico y lo pongo en la mitad de potencia, para que los trozos se noten). Y lo mezclamos todo en el mismo recipiente en el que teníamos el salmón, dejamos que absorba los sabores mientras cortamos el aguacate. Puedes hacerlo en rodajas o en dados, yo prefiero en dados, es más fácil de comer después.

Para emplatar y que quede bonito puedes usar uno de esos moldes de acero inoxidable que venden baratos en los chinos y que te vale hasta para hacer empanadillas. Si no tenéis podeis cortar una botella de plástico hasta formar un cilindro parecido.

Ponemos la base de aguacate y sobre ella el salmón con tomate y cebolla. Podemos echar parte del líquido de la maceración para que no oxide el aguacate, no hace falta que nade en él y un chorrito de aceite de oliva. Ya tienes tu Tartar de Salmón y Aguacate listo para disfrutar.

Combinado con actividad física es una cena Ideal para la operación bikini.

Puedes hacer como yo y permitirte alguna licencia creativa para esta receta. Echar por encima unas semillas de ajonjolí y un poco de cilantro en polvo, o espolvorear romero o eneldo. Lo que se te ocurra.

¿Qué vas a cenar hoy?

 

Deja un comentario