Una cena saludable y divertida: La crema de Alicia.

crema de alicia

Una cena saludable y divertida: La crema de Alicia.

Hoy quiero compartir con vosotras una receta que es saludable, divertida y que a la vez está riquísima. Es una de las cremas que suelo elaborar en esta época y que calienta el cuerpo con poco aporte calórico. Lo cual es ideal.

Puedes hacerla como primer plato acompañada de un pescado o como plato único.

Hay una marca de cremas y sapas que elabora también esta receta, pero, yo que la he probado me quedo con la casera. No tiene nada que ver.

La crema de Alicia. Historia.

“Alicia, como todos los niños, cree que las verduras son aburridas. Para comerlas, ha creado su propia pócima, ¡una crema que todos adoraréis!. Alicia ha elegido 3 verduras por su dulce sabor: calabaza, zanahoria y guisantes.
A Alicia le gusta añadir: Pequeños trozos de jamón, para darle un nuevo sabor; unos Tomatitos, endulzarán y harán bonito; el queso rallado, en la crema bien mezclado”.

No hace falta decir de qué Alicia estamos hablando.

crema de alicia

Ingredientes:

Para elaborar esta rica crema necesitaréis:

  • Calabaza 300 gr.
  • Zanahorias 100 gr.
  • guisantes congelados 100 gr.

Para acompañar:

  • Taquitos de jamón
  • Tomates cherry
  • Queso rallado

ELABORACIÓN:

Yo suelo hacerlo en olla exprés para tardar mucho menos, pero si queréis podéis hacerlo en olla convencional lo que alargará el tiempo de cocción.

En una olla ponernos todos los ingredientes: calabaza y zanahoria cortada en dados y los guisantes. Podéis añadir caldo de verduras, cebolla y puerro también, pero la crema en esencia lleva solo esos 3 ingredientes dulces. Lo cubrimos con agua y cocemos. Sabremos que está lista cuando podamos pinchar la calabaza y la zanahoria.

Mientras se terminan de cocer las verduras pasamos a la guarnición.

En una sartén doramos un poco los taquitos de jamón y los ponemos en un cuenco. Después pasamos los tomatitos por la sartén un poco, para que se doren y los ponemos en otro cuenco. Y por último un poco de queso rallado en otro cuenco.

Cuando la verdura esté bien cocida es hora de preparar la crema. Para ello yo utilizo un vaso batidor, de estos típicos americanos, que son perfectos para hacer estas de elaboraciones con el mínimo esfuerzo. Ponemos todos los ingredientes en el vaso y algo del agua de cocción, si  queda muy espesa podéis seguir añadiendo hasta que la textura esté a vuestro gusto.

Para que esté más cremosa puedes añadir algo de nata y un poco de mantequilla, pero de esta forma tendrá más calorías, tenlo en cuenta.

Servir y disfrutar.

Cuando la crema llegue a la mesa es hora de añadir la guarnición. Un poco de cada ingrediente, también al gusto.

El jamón le dará el toque saladito y crujiente, además del sabor. El tomate le da un toque fresco y el queso ayuda a suavizar la crema y la mezcla de ingredientes.

Es una receta fácil. Ideal para estas noches tan frías. Gustará tanto a niños como a adultos. Elaborada a partir de ingredientes de temporada, la mezcla de todos ellos es sencillamente sublime. Seguro que os sorprende.

Cuando la probéis entenderéis por qué es la favorita de Alicia. Bon appetit!

Deja un comentario